Asociación Paideia Profesional de Pedagogos y Pedagogas de Andalucía | Los 8 errores más comunes que cometemos los/as pedagogos/as al enviar un CV
Asociación Paideia Profesional de Pedagogos de Andalucía. Pedagogía, Formación, Ofertas de empleo en Pedagogía. Málaga, Sevilla, Cádiz, Córdoba, Huelva, Granada, Jaén, Almería.
1125
post-template-default,single,single-post,postid-1125,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive
 

Los 8 errores más comunes que cometemos los/as pedagogos/as al enviar un CV

Los 8 errores más comunes que cometemos los/as pedagogos/as al enviar un CV

Como ya sabéis uno de los objetivos de la Asociación Paideia de Pedagogos/as de Andalucía es buscar la inserción laboral del colectivo al que representamos. Para ello creamos diferentes productos y servicios, tanto para empresas como para los propios asociados y asociadas.

Uno de estos servicios es el de la Bolsa de Empleo, servicio gratuito para las empresas y nuestros/as asociados/as que lo solicitan, por el que nos convertimos en mediadores entre una oferta de trabajo y un/a aspirante.

Gracias a estas ofertas que vamos publicando periódicamente nos hemos dado cuenta de que nuestro colectivo comete una serie de errores a la hora de enviar los correos electrónicos para postularse en esos puestos.

¿Tenemos claro para qué enviamos un e-mail?

Cuando enviamos nuestro CV por medio del correo electrónico en respuesta a una oferta de trabajo, ponemos todas nuestras esperanzas e ilusiones en que ese mensaje cumpla su objetivo. Pero, ¿cuál es? A veces, no tener claro el objetivo de ese e-mail es nuestro primer error, ya que tendemos a pensar que esa acción de responder a una oferta nos va a conseguir el puesto de trabajo y nada más lejos de la realidad: Entre la publicación de la oferta y la contratación del personal hay muchos pasos intermedios que nos estamos saltando.

Así pues, debemos tener claro que el objetivo principal consiste en nuestro correo electrónico llame lo suficiente la atención como para que la persona encargada del proceso de selección lo abra, se interese por lo que le hemos mostrado, y seguidamente quiera leer nuestro CV. A partir de ahí será nuestro CV el que nos dé paso a la entrevista de trabajo.

Por ello, hoy nos vamos a centrar exclusivamente en los errores más comunes que comentemos a la hora de enviar el CV a través del correo electrónico, ya que es el primer paso del camino.  Si metemos la pata en este, no podremos seguir avanzando en el proceso selección.

 

 

  • No escribir el “Asunto” del correo. Este campo del correo electrónico debes rellenarlo SIEMPRE. Ten en cuenta que, la persona encargada de recepcionar los CVs va a recibir, literalmente, cientos de ellos. Por este motivo, normalmente, en las ofertas de empleo vemos peticiones como, por ejemplo, “Escribir en el asunto: REF.57 PEDAGOGO/A”. En el caso de que no especifiquen nada, esperarán ver en el asunto frases como “Oferta Pedagogo/a Sevilla”. De esta forma es más sencillo que localicen tu correo electrónico y lo abran, ya que ese es el objetivo. ¡No lo pierdas de vista!

 

  • Adjuntar únicamente el CV en el correo electrónico. Es muy importante que haya un mensaje en el cuerpo del correo electrónico y, no sólo eso, sino que, además, este mensaje diga algo de nosotros. Recuerda que antes de abrir tu CV o leer tu carta de presentación, el/la encargado/a de la selección de personal va a leer ese texto. Debes demostrar en cada acción que realices en tu búsqueda de empleo el/la gran profesional que eres y tus capacidades como, por ejemplo, la capacidad de redacción, de síntesis, etc.

 

  • Lenguaje inapropiado. En ocasiones, durante una selección de personal, nos encontramos con mensajes que son excesivamente coloquiales, rozando incluso lo chabacano o que incluyen emoticonos. En algunos sectores en los que el marketing es un elemento de peso puede ser apropiado, pero para pedagogos/as mejor no arriesgar con este tipo de estrategias. Recuerda que ese mensaje es lo primero que van a leer sobre ti, y si no usas un lenguaje acorde con lo que están buscando podrán llevarse una impresión equivocada o pensar que no tienes la profesionalidad necesaria para el puesto, lo que conllevará a que ni siquiera abran tu CV para leerlo.

 

  • Que el cuerpo del mensaje no aporte información relevante. Si sólo escribimos en el mensaje un pequeño párrafo diciendo que estamos interesados/as en la oferta o nos limitamos a enviar un texto tipo para todas las ofertas, estamos indicando que, concretamente, esa oferta nos interesa poco, que estamos haciendo algo de forma automática y sin la menor motivación. Eso no es lo que quieren de un/a pedagogo/a, ni de ningún trabajador/a. Es fundamental aprovechar ese espacio para mostrar lo mejor de nosotros/as y levantar el interés del/la seleccionador/a y que, de esta forma, quiera abrir nuestro CV para leerlo.

 

  • No ser coherentes. Si en el mensaje estamos diciendo “tengo dotes de comunicación” y luego no eres capaz de sintetizar tu CV, expresarte con corrección o tienes faltas de ortografía, mal vamos. A esto podemos añadir la recomendación de no mentir en un CV. Las mentiras son muy fáciles de desmontar y, si te pillan en una, tu credibilidad y reputación como profesional puede verse dañadas seriamente. Ninguna de estas acciones va a ayudar a que lean el CV que hemos adjuntado en el correo electrónico.

 

  • Enviar el correo electrónico sin firmar. Es fundamental que la persona que está leyendo nuestro correo electrónico sepa quiénes somos y la forma de contactarnos. Además, como hemos mencionado anteriormente, van a recibir cientos de mensajes, por lo que siempre agradecerán que les ahorremos trabajo y tengan rápidamente localizables nuestros datos de contacto. Ten en cuenta que, es más fácil recibir una llamada si la persona que está leyendo tu correo electrónico tiene tu número a mano y no tiene que andar buscándolo. Los “llamo luego” pueden convertirse en un “se me ha olvidado este candidato/a, no lo/la llamé y ya he encontrado a otro/a”.

 

  • Dirección de correo electrónico inapropiada. Por favor, dejemos a un lado la dirección de correo electrónico que te sacaste cuando tenías 14 años, tipo larubiaexplosiva@gmail.com o antoñito1989@hotmail.com. Piensa en la imagen que dan de ti como profesional y si eso es lo que quieres mostrar. No, ¿verdad? Abrir una nueva cuenta de correo electrónico es muy sencillo y rápido. Piensa en una dirección que sea fácil de recordar y que muestre, dentro de lo posible, tu profesionalidad. Prueba con tu nombre y apellidos y, si están cogidas, pon algún punto entre ellos, pero sin que llegue a ser demasiado complicado. Evita los números y los guiones.

Esperamos que estas anotaciones os sirvan de ayuda en vuestra búsqueda de empleo. Recordad que, uno de los servicios que ofrece Paideia, es la orientación para el empleo y la asesoría. Puedes encontrar información de cómo asociarte aquí

 

Puedes visualizar este post también a través de esta presentación de Genially. https://view.genial.ly/5c38f41f633e1c6e51cb89c3/8-errores-al-enviar-cv

No Comments

Post A Comment